986 89 00 21 info@opercebeiro.com

Blog

Congelar marisco y el pescado para Navidad

El tiempo pasa volando y en nada llegan las fiestas navideñas y con ellas un aumento importante del precio de los mariscos y pescados debido a la gran demanda que hay en estas fechas. Una alternativa interesante para que nuestro bolsillo no sufra tanto, es comprarlo con antelación y congelarlo. En este post os indicamos la forma correcta de congelar marisco y pescado para que una vez descongelado no notéis cambios, ni en su sabor, ni en su textura.

¿Cómo se debe congelar el pescado?

Para congelar pescado correctamente primero debéis lavarlo y eviscerarlo, si puede ser con agua de mar. Después, se debe secar muy bien y envolverlo en un film de forma que quede muy ajustado, o bien envasarlo al vacío. Tras estos pasos ya lo podemos meter en el congelador, siempre en posición horizontal.

¡Ojo!, nunca debemos colocar los productos que vayamos a congelar encima de otros que ya estén congelados. Los congeladores suelen tener una bandeja en la que colocar los alimentos frescos, para así  juntarlos después con el resto de alimentos congelados. La razón, es que el producto fresco transmite calor al que está congelado, descongelando su capa superficial y ocasionando su deterioro.

Si os es más cómodo, en O Percebeiro os ofrecemos la posibilidad de enviároslo ya fileteado, cortado en rodajas, abierto a la mitad…Sólo tenéis que señalarlo en el apartado de comentarios al hacer vuestro pedido.

pescado-en-rodajas

A la hora de descongelar, lo más conveniente es sacarlo del congelador 24 horas antes e introducirlo en la parte menos fría de la nevera, en un recipiente con rejilla que recoja el agua que suelta durante el proceso.

Nunca lo debemos descongelar sumergiéndolo en agua, ya que este método provoca pérdidas nutritivas y riesgo de intoxicaciones por multiplicación bacteriana y tampoco es conveniente hacerlo a temperatura ambiente. Lo mejor es descongelarlo en la parte baja de la nevera, mínimo 24 horas antes de cocinarlo.

¿Cómo se deben congelar los crustáceos frescos?

En el caso de los crustáceos, como centollo, buey, nécoras, cigalas, etc., se deben congelar una vez cocidos, os dejamos aquí nuestra tabla con los tiempos de cocción. El mejor método es envolverlos en un paño humedecido en el mismo agua de la cocción, eso sí, escurriéndolo muy bien para quitar el exceso de agua. Luego debemos envolverlos en un film muy apretado para evitar así las bolsas de aire. Si os resulta más fácil os podemos enviar algunos crustáceos ya cocidos, para que los podáis congelar cuando recibáis el pedido.

necoras-cocidas-opercebeiro

Para descongelarlos, debemos sacarlos 24 horas antes y dejarlos en la nevera hasta su consumo.

Los camarones son uno de los mariscos más delicados que existen, por lo que desde O Percebeiro los enviamos siempre cocidos para que no se estropeen durante el transporte. El caso de los percebes es el contrario, los enviamos siempre frescos. No recomendamos congelarlos, aunque se puede hacer.

¿Cómo se deben congelar los bivalvos?

Aunque somos partidarios de consumir estos productos frescos, los bivalvos, tales como navajas, almejas, berberechos, etc., se pueden congelar tanto crudos como cocinados.  Si están crudos, los envolveremos en un film muy bien apretado, o si disponemos de máquina, la mejor opción es envasarlos al vacío y luego al congelador. En el caso de lo mejillones os recomendamos congelarlos una vez cocinados. Lo ideal es congelarlos con un poco de agua de la cocción. Cuando vayamos a utilizarlos, no hace falta dejar que se descongelen.

¡Esperamos que estos consejos os sean de utilidad, aprovechad ahora para comprar el mejor marisco y pescado gallego en nuestra tienda online!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad